A medida que el mundo se prepara para el gran aniversario del iPhone a finales de este año, ya inicio se espera conocer todo  sobre la versión del próximo año, extraoficialmente llamado el “iPhone 9.”

Iphone

El último rumor involucra a uno de los mayores rivales de Apple, Samsung. Según un informe de la publicación coreana The Investor, se espera que Apple contacte a Samsung para producir los chips que alimentarán el potente iPhone 9 del próximo año.

 

La publicación dice que Samsung adquirió “equipos de fabricación de chips avanzados” para crear chips de 7 nanómetros “exclusivamente para iPhone” y los ejecutivos de la compañía cerraron el acuerdo en la sede de Apple el mes pasado.

 

La mayoría de los consumidores saben que Samsung es la compañía que fabrica teléfonos para competir directamente con el iPhone, pero no saben que también está en el negocio de componentes de producción masiva (procesadores, pantallas, almacenamiento, baterías, etc.) para otros dispositivos de

Por ejemplo, Samsung es el único fabricante del chipset Snapdragon 835 de Qualcomm, que se encuentra en prácticamente todos los teléfonos estrella de Android de este año.

 

Samsung también tiene una larga historia de producir hardware utilizado en el iPhone. La empresa actualmente suministra RAM para el iPhone 7 y, según se informa, será el único proveedor de las pantallas OLED del iPhone 8.

 

Samsung se asoció regularmente con Apple para fabricar chips para iPhone hasta el año pasado, cuando Taiwan Semiconductor Manufacturing Company Limited (TSMC) se convirtió en el único proveedor de chipsets más pequeños y ligeramente más eficientes.

 

Si este nuevo informe de The Investor es cierto, Samsung podría  proporcionar nuevamente piezas para el iPhone de una manera muy significativa. Aunque el informe no se expande más allá del equipo de “7 nanómetros”, el proceso de fabricación de chips nos dice un poco sobre el iPhone del próximo año. A saber, que podría ser más del doble de eficiente que el iPhone 7, que tiene el chip A10 Fusion construido con un proceso de 16 nanómetros.

 

En resumen, un chip más pequeño significa que ocupa menos espacio físico y hay más espacio para una batería más grande u otros componentes. Un chip reducido también significa que utiliza menos energía y Apple podría exprimir más poder de procesamiento de la batería del mismo tamaño que la utilizada en el iPhone 7.

 

Apple todavía puede odiar a Samsung por construir su imperio telefónico Galaxy por descarrilar descaradamente al iPhone, pero las empresas claramente se necesitan mutuamente para tener éxito. Samsung tiene la manufactura que Apple necesita para ayudar a bombear millones de iPhones al año, y Apple tiene la base de consumidores. 

 

Información obtenida de Mashable

Mientras Samsung siga ganando contratos para abastecer a Apple con partes para iPhones, no va a salir del negocio, incluso si más teléfonos explotan.

¿¡phone o samsung?